Las 9 cosas que debes saber acerca de hemorroides y embarazo.

¿Estas embarazada y haz padecido de hemorroides anteriormente?, Entonces es muy importante que leas las 9 cosas que debes saber sobre el embarazo y las hemorroides.

  1. Si estás embarazada eres más susceptible a padecer de hemorroides. Esto se debe a que tu útero se agranda de manera que ejerce presión sobre las venas pélvicas y la zona inferior de la vena cava, una vena larga ubicada a la derecha de tu cuerpo que recibe la sangre proveniente de los miembros inferiores. El útero agrandado puede alentar el retorno de sangre al corazón desde la mitad baja de tu cuerpo, lo cual incrementa la presión sobre las venas debajo de tu útero y causa que se dilaten y se inflamen, lo que origina las hemorroides.
  2. El aumento de progesterona durante el embarazo puede provocar la aparición de hemorroides. Esto, debido a que las paredes de las venas se relajan de manera tal que crecen fácilmente, lo que contribuye a que las hemorroides se inflamen y se vuelvan sintomáticas. La progesterona también es la causante de que el tracto intestinal funcione de manera más lenta provocando estreñimiento, en algunos casos tan crítico que provoca la aparición de hemorroides.
  3. Las hemorroides pueden aparecer durante el parto. Durante el parto la presión dentro de las venas que rodean al ano es incrementada por la cesión de pujar y empujar al bebé a través del canal del parto. Es este incremento en la presión en las venas y la dilatación excesiva del ano lo que origina la aparición de dolorosas hemorroides externas durante la labor de parto.
  4. Las hemorroides aparecidas producto de la labor del parto tienden a desaparecer por si solas en un par de semanas o meses después del parto. No obstante, se han presentado algunos casos en los que las hemorroides excesivamente prolapsadas o trombosadas necesiten de procedimientos quirúrgicos para ser removidas.
  5. Las hemorroides externas producto de la labor de parto se tratan inicialmente con medidas conservadoras, como descanso, baños de asiento, ingesta de fibra y agua abundante, cremas tópicas y anti inflamatorias y suavizadores de heces.
  6. Lo que la mayoría de los médicos recomiendan para el tratamiento de hemorroides durante el embarazo es principalmente evitar el estreñimiento: consumir una dieta alta en fibra con muchos granos enteros frijoles frutas y vegetales; tomar mucha agua al menos de ocho a 10 vasos al día; y hacer ejercicio regular, incluso con sólo tomar una caminata corta se puede ayudar a que los movimientos intestinales se regularicen. Si ya se padece de estreñimiento se recomienda pedir la prescripción al médico de un suplemento de fibra o algún suavizador de heces.
  7. El aplicar compresas de hielo sobre el área afectada varias veces al día es uno de los remedios más efectivos para disminuir la hinchazón y el malestar debido a las hemorroides. Inclusive algunas futuras mamás encuentran que el agregar a villano de la bruja líquido a las compresas produce un efecto calmante.
  8. Tomar baños tibios de asiento por espacio de 10 a 15 minutos varias veces al día es otra de las recomendaciones altamente efectivas para aliviar los síntomas de las hemorroides durante el embarazo.
  9. Si se alternan compresas frías con baños de asientos tibios se puede llegar a sobrellevar bastante bien los síntomas de las hemorroides durante el embarazo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *