Debido a que los síntomas de las hemorroides son muy conocidos, muchas personas deciden no acudir al médico a recibir el diagnóstico adecuado ya sea porque consideran que  el tener  hemorroides es algo vergonzoso o porque se estima  que la situación no es tan grave.

 Si bien es cierto que el tener hemorroides se considera como algo vergonzoso y que por lo general al principio no son tan graves, es muy importante considerar sus síntomas y acudir inmediatamente al médico si aunado a estos signos existen otras condiciones anormales ya que otras enfermedades mucho  más serias que hemorroides presentan casi la misma sintomatología.

El cáncer de colon, la fisura anal, la esofagitis y otros problemas gastrointestinales presentan síntomas similares a las hemorroides.

Recomendamos altamente acudir al médico para la valoración apropiada de las hemorroides externas ya que no es ideal seguir un tratamiento para resolver un problema que crees que tienes, cuando es probable que estés presentando una situación más seria.

 Las hemorroides internas deben ser diagnosticadas por un especialista ya que no son fáciles de detectar y para su diagnóstico generalmente se necesita de procedimientos especiales como la anoscopía, sigmoidoscopía ó guayacol de heces.

 No obstante que recomendamos acudir al médico en caso de sospecha de hemorroides, compartiremos los 7 síntomas típicos que los médicos consideran para diagnosticar un caso de hemorroides, los cuales enunciaremos de menor a mayor en cuanto a gravedad del problema:


1. Se presenta picazón o irritación de media a severa en la región anal.


2. Existencia de hinchazón alrededor de la región anal.


3.Se siente dolor o molestia en el ano, éste se incrementa cuando se permanece sentado y resulta en ocasiones insoportable al momento de evacuar.


4.Al evacuar las heces van acompañadas con moco.


5.La ropa interior presenta manchas ocasionadas por la secreción constante de mucosa.


6. Existencia de protuberancias (bultos) duras y muy sensibles al tacto alrededor del ano o que sobresalen de él.


7. Hay la presencia de sangrado de color rojo brillante, puede manifestarse ser en pequeñas cantidades en el papel higiénico, en el inodoro o alrededor de las heces.

IMPORTANTE: Si el sangrado es de color oscuro debes de acudir al médico de inmediato.

Si presentas alguno de estos síntomas es muy importante que NO los ignores ya que las hemorroides suelen empeorar si no se recibe tratamiento a tiempo.

 Síntomas Hemorroides Internas

Las hemorroides internas son las más difíciles de detectar  y diagnosticar, siendo el sangrado el único síntoma de que el problema podrían ser hemorroides. Las Hemorroides internas se suelen clasificar en grados y entre mayor este sea, mas grave será el problema.









GRADO I

En un principio la hemorragia se presenta al final de la evacuación, en un color rojo brillante, en cantidades muy pequeñas y separada de las heces.



Por lo regular esta condición se diagnostica como hemorroides interna de grado I, cabe recalcar que en este grado no se percibe dolor, por estar situadas en una zona con pocos nervios sensitivos.




GRADO II

No obstante si las venas se encuentran muy dilatadas la hemorragia será más significativa,esto comúnmente se diagnostica como hemorroides de grado II.

Cuando las hemorroides son expulsadas al exterior debido a la presión al evacuar, toser, saltar o cualquier esfuerzo físico se les llama prolapso.

En las hemorroides de grado II el prolapso se presenta en la defecación pero vuelven a su ubicación original automáticamente.



GRADO III

Cuando las hemorroides prolapsan con el esfuerzo al evacuar, pero todavía pueden introducirse manualmente al conducto anal se habla de hemorroides grado III.

Cuando las hemorroides prolapsan, sangran con mayor facilidad  ya que el roce con el papel higiénico o la ropa interior hace que la piel se erosione y provoque las llamadas  hemorroides sangrantes.

Algunas veces esta piel es tan sensible que el simple esfuerzo durante la defecación puede hacerlas sangrar con facilidad.


Si las hemorroides no son tratadas a tiempo los síntomas pueden empeorar.

Al grado en el que siguen apareciendo más, su tamaño aumenta y se siente que palpitan y es imposible introducirlas, por lo que siempre están expuestas.

En las hemorroides de grado IV, acompañado a la pérdida de sangre aparece una secreción de mucosa del recto, que causa irritación en el ano y produce la sensación de picazón y quemazón, este término los doctores lo definen como prurito.

En este punto un simple esfuerzo físico, la simple sudoración, la mucosa secretada o el permanecer sentado resultan bastante incomodos.

¿Qué Pasa Cuando las Hemorroides Se Complican?

Una de las condiciones más dolorosas es cuando las venas seriamente dilatadas provocan la formación de un coágulo de sangre dentro de las hemorroides, de color obscuro tendiente a negro. A esta conducción se le conoce como hemorroides trombosadas.

 Las hemorroides trombosadas son altamente peligrosas, ya provocan que la sangre no pueda fluir por la vena, trayendo consigo dolores incontenibles, se siente como si el recto estuviera bloqueado completamente, en ocasiones la situación es tan seria que se necesita recurrir a la sala de emergencias.

 Cuando se tienen hemorroides trombosadas que no han cedido con los días, es de suma importancia pedir asistencia médica cuanto antes para que se realice la trombectomía, una pequeña incisión bajo anestesia para sacar la sangre coagulada. Este procedimiento es prácticamente indoloro y proporciona rápido alivio al paciente.

Es importante que el paciente no trate de extirpar la sangre por sí solo ya que se podría provocar problemas más serios  gangrena,  o infección severa que podría propagarse por el conducto sanguíneo a otros miembros del cuerpo.

 ¿Cuándo se debe de acudir al Médico Inmediatamente?

Si el sangrado es mas bien de color obscuro tendiente a negro es probable que se trate de otro problema al interior del canal anal o al interior del cuerpo, por lo que es importante acudir a un  Médico Coloproctólogo  o en su defecto a un Gastroenterólogo que  identifique los síntomas y realice el diagnóstico de la existencia de hemorroides u otras enfermedades.

 En muchas ocasiones el sangrado obscuro se relaciona con la anemia ferropénica, que se presenta por la deficiencia de hierro.

 Para realizar un diagnóstico de las hemorroides el médico especialista deberá ordenar exámenes como:

-Anoscopía, que le permita ver el recto en su parte baja, el ano y el canal anal.

-Sigmoidoscopia, para observar dentro del colon y el recto.

-Guayacol de heces,  un examen utilizado para analizar la sangre oculta en las heces,

 Con estos estudios, el médico podrá confirmar que el padecimiento son hemorroides o determinar la presencia de cáncer de colon, esofagitis, gastritis, y otras problemas gastrointestinales.

Si tienes dudas sobre el médico que trata las hemorroides en el siguiente enlace encontrarás mas informción sobre los médicos especialistas que las tratan Médico-Hemorroides

Recuerda que si tus hemorroides no mejoran con tratamientos sencillos y presentas sangrado frecuente debes de acudir al médico inmediatamente, por muy vergonzoso que  resulte hablar con un extraño de tu situación es mejor obtener un diagnóstico apropiado a tu problema que dejar que la situación se salga de control. Si decides tratar las hemorroides a tiempo los remedios naturales como Venapro estan disponibles para curar las hemorroides en los primeros grados, aliviando eficientemente el dolor y los engorrosos síntomas de las Hemorroides.

En el siguiente video el Experimentado Gastroenterólogo Jorge Rodríguez habla sobre el tema en el programa de televisión “TheDoctors”