Tratamiento De Las Hemorroides Internas

¿Qué tratamientos hay disponibles para curar las hemorroides internas?

Hemorroides Internas: Tratamiento

Afortunadamente existen varios remedios caseros para hemorroides internas, el primer paso es hacer cambios en el estilo de vida como llevar una dieta rica en fibra, mejorar los hábitos de evacuación,hacer ejercicio, tomar mucha agua y evitar principalmente alimentos irritantes, como cafeína, que puedan empeorar la situación.

Cambios En La Dieta. Si las hemorroides han enfermado como resultado del estreñimiento, la solución es llevar una dieta rica en fibra, en la que se consuma  de 25 a 30 g de fibra insoluble al día, e ingerir al menos 2 litros de agua a diario para mantener las heces suaves y los movimientos intestinales regulares.

La fibra insoluble es la que el cuerpo no puede digerir por lo que pasa a través de los intestinos ayudando al movimiento de otros alimentos y de residuos. Alimentos ricos en fibra insoluble son el pan integral, cereales, frutas y verduras crudas.

En algunos casos no es posible llevar una dieta rica en fibra, por lo que se recomienda la ingesta de laxantes para aliviar el estreñimiento.

Los laxantes más recomendados para el tratamiento hemorroides son los formadores de volumen, que contienen fibra que hace las heces más suaves y voluminosas; y los laxantes osmóticos que al incrementar la cantidad de agua en los intestinos hacen las heces más suaves y fáciles de evacuar.

Cuidado Personal. Se debe de evitar hacer cualquier esfuerzo al pasar las heces ya que las hemorroides se pueden irritar aún más. Después de cada movimiento intestinal se recomienda limpiar suavemente el área perianal a palmaditas, con papel higiénico húmedo, almohadillas de algodón o toallitas para bebé libres de alcohol y aroma.

Es importante mantener el área anal limpia y se sugiere hacer un lavado después de cada movimiento intestinal. Se debe tener especial cuidado en no frotar el área, especialmente con el jabón, debido a que se puede aumentar el ardor y la irritación. Es preferible utilizar jabones, papel higiénico y toallas higiénicas libres de perfume y colorantes.

Cremas, Ungüentos y Supositorios. Se utilizan principalmente para aliviar síntomas como inflamación, hinchazón y rojeces en el área anal. Algunos de ellos pueden ser adquiridos en la farmacia sin receta médica y son muy efectivos para aliviar los síntomas de las hemorroides internas. Por sí solos no curan las hemorroides, por lo que deben combinarse con el cambio en la dieta y el cuidado personal recomendados anteriormente para obtener resultados positivos.

Estos productos deberían utilizarse sólo por un lapso de cinco a siete días. Si se usan por más tiempo del indicado, pueden irritar aún más el área perianal.

Es importante aclarar que no hay evidencia que indique cual crema, ungüento o supositorio es mejor que otro, por lo que se debe preguntar al médico o farmacéutico que producto es el indicado de acuerdo a los síntomas que se estén presentando.

Asimismo debe tenerse la precaución de antes de utilizar el producto,  leer las indicaciones para el paciente que vienen acompañadas con el medicamento.

No utilice más de un producto a la vez, debido a que podrían contener ingredientes similares que surtan el mismo efecto y pudiera presentarse una sobredosis que complique aún más las hemorroides.

Corticoides. Las cremas que contienen corticoides son muy efectivas para reducir la inflamación alrededor de la zona anal. Los corticoides más utilizados en las cremas hemorroidales son la fluocinolona, triamcinolona, prednisolona e hidrocortisona.

Éstos no deberían de ser usados por más de una semana ya que pueden provocar que la piel alrededor del ano se adelgace. En el caso de las mujeres embarazadas deben de ser utilizados bajo supervisión médica y no están indicados para cuando existe infección local.

Analgésicos.  Los analgésicos como el paracetamol pueden ser tomados para aliviar el dolor causado por las hemorroides. Algunos de ellos pueden ser adquiridos sin receta médica.

Anestésicos Locales. Pueden ayudar a aliviar la irritación, la comezón y a facilitar la evacuación. Las cremas con anestésicos pudieran contener benzocaína, lidocaína. Si se usan por más de una semana pueden ser absorbidos por la mucosa rectal e incrementar la sensibilidad de la piel.

Cuando ninguno de los remedios y tratamientos en casa funcionan, se le recomienda al paciente optar por algún procedimiento  médico no quirúrgico practicado comúnmente en el consultorio del médico especialista. Entre los más comunes podemos mencionar la ligadura con banda elástica y la coagulación infrarroja. La ligadura se utiliza cuando el prolapso es predominante y la coagulación se practica  cuando el sangrado es recurrente.

Ahora bien que si ninguno de los procedimientos médicos ambulatorios funciona, se recomienda recurrir a la cirugía hemorroidal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *